Conocemos de los riesgos y las amenazas actuales y ofrecemos soluciones especificas a nivel nacional. Tenemos capacidad de diagnostico y te ayudamos a terminar la seguridad de tu Plan, seas Persona o Institución.
We know our actual risks and threats and offer specific solutions at national level. We can diagnose and help you finishing your Security Plan, whether if you are a Person or a representative of an institution.

Resultados de la Búsqueda, Dale click al Título para salir de búsqueda

Translate

domingo, 16 de febrero de 2014

España: Ley de Seguridad Vial responsabilizará a todo conductor que atropelle animales en cotos de caza


Imagen: Equino atropellado en Vigo/Sxenick (EFE)
Tomado de El País
Según la nueva Ley de Seguridad Vial “Aquel que atropella un animal en las inmediaciones de un coto de caza, será responsable del accidente, no tendrá que pagar por el animal atropellado, pero tampoco recibirá indemnización del seguro.

Hasta antes de la nueva propuesta de modificación, se consideraba responsable al conductor que incumplía las normas de transito, pero si el siniestro se produce como consecuencia de la cacería o por la falta de diligencia en la conservación del terreno acotado, el culpable es el dueño del coto de caza, en otras palabras “el cazador”. También se podrá responsabilizar al titular de la vía pública si el accidente ocurre por el mal estado de la carretera o por falta de señalización.

El interés….
“Existe una presión bastante importante de los cazadores y/o propietarios de cotos de caza”
para que se legisle en esta dirección. Las razones del lobby de la caza, son muy claras: “hay muchos cotos y, en las carreteras que los atraviesan y hay accidentes con bastante frecuencia”.  “Si se aprueba la nueva ley los cazadores y/o dueños de los cotos van a tener muchas ventajas, porque podrán poner menos medidas de seguridad para impedir que los animales atraviesen la calzada y los seguros de responsabilidad civil les van a salir mucho más baratos”

El ejemplo
En un coto de caza en Zamora, España,  con una población de unos 120 ciervos. La administración permite cazar un cupo anual de tres ejemplares, sin embargo el cazador es el responsable único si se produce un atropello durante la caza. Si la desgracia diera como resultado que alguno de los ocupantes del vehículo accidentado quedase parapléjico, el cazador quedaría hipotecado de por vida., por tener que asumir los gastos.  Esta situación ha arruinado vidas y familias: Hoy la nueva ley de tráfico pretende adecuar nuestra legislación al derecho internacional. La nueva ley responsabilizara al conductor del vehículo que atropella al animal y tampoco recibirá indemnizaciones por seguro de accidente.

Estudio de derecho comparado….
En ningún país europeo, solo en España, los responsables de este tipo de accidentes son los cazadores. Si aquí hay 20.000 accidentes al año, en Alemania hay 70.000 y en Francia 100.000. En ninguno de estos países son responsables los cazadores, sino el propio conductor o la empresa aseguradora. Tampoco en Reino Unido, Irlanda, Portugal, Austria, Suecia, Finlandia o Dinamarca. En casi todos esos países, como en España, la caza en la legislación se considera res nullius, cosa de nadie, por tanto no se puede atribuir la responsabilidad al cazador.

Los datos
En España, hay 24.677 cotos de caza privados, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que no incluyen cifras de Extremadura, Galicia ni Aragón. Es decir, que aún hay más cotos. EN el 2012, se produjeron 484 siniestros con víctimas por el atropello de animales, en los que cuatro personas murieron, 51 resultaron heridas graves y 586 heridas leves. Estos datos no detallan qué animal fue atropellado ni incluyen los arrollamientos en los que no hubo ninguna víctima. Pero fuentes del Concejo Estatal para el Patrimonio y Diversidad, perfilan estos números y calculan que al año se producen entre 15.000 y 20.000 accidentes por irrupciones o atropellos de fauna silvestre en las vías de circulación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada