Conocemos de los riesgos y las amenazas actuales y ofrecemos soluciones especificas a nivel nacional. Tenemos capacidad de diagnostico y te ayudamos a terminar la seguridad de tu Plan, seas Persona o Institución.
We know our actual risks and threats and offer specific solutions at national level. We can diagnose and help you finishing your Security Plan, whether if you are a Person or a representative of an institution.

Resultados de la Búsqueda, Dale click al Título para salir de búsqueda

Translate

domingo, 11 de mayo de 2014

Richard Dadd pintó desde la compleja mirada de su mente

Desde el Ojo de su mente. Richard Dadd.
Tomado de The Lancet
doi:10.1016/S0140-6736(11)60065-2
Por Niall Boyce
Traducido por Jorge Contreras

En 1860, Charles Dickens, en el ensayo Caminata Nocturna (Night Walks), describe como durante uno de sus paseos nocturnos alrededor de Londres, toma un desvío para ver el Hospital Real de Bethlem.  "Tuve una fantasía nocturna en mi cabeza seguida de la vista de los muros y la cúpula del hospital. Y la fantasía era la siguiente:  ¿No son iguales los sanos y los enfermos mentales por la noche igual a cuando el sano busca soñar una mentira"

Esa noche, uno de los que estaban dentro de los "muros y la cúpula " del Bethlem era el artista Richard Dadd (1817-1886), un paciente allí desde 1844; el año anterior a su ingreso, Dadd había desarrollado un complejo conjunto de delirios religiosos y asesinado a su padre, creyendo que era el diablo. Parece que los años en Bethlem hicieron poco para alterar las creencias de Dadd. Los registros indican que él siguió argumentando que era descendiente del dios egipcio Osiris, cuyo propósito era luchar contra el diablo. Cuando fue trasladado al hospital de seguridad de Broadmoor en 1864, aún sostenía que había actuado "en la justificación de la Deidad".

Dadd permaneció en el hospital durante el resto de su vida; Sin embargo, su trabajo artístico
continuó a pesar de su encierro físico. Pintó escenas desde la mirada de su mente, y empleo asistentes y  compañeros pacientes como modelos, creando un legado que perdura a través del tiempo. La galería Tate organizó la primera gran exposición de sus pinturas en 1974; Angela Carter escribió una obra de radio acerca de él; el grupo musical Queen grabó una canción inspirada en una de sus más famosas creaciones, “El mágico movimiento del encantador de hadas” (The Fairy Feller's Master-Stroke); y el autor Neil Gaiman ha escrito acerca de la compulsiva intensidad emocional del trabajo de Dadd . Es esta intensidad la que se explora en las pasiones de Richard Dadd en la galería de Bethlem.

Su enfoque es una serie de acuarelas que Dadd pintó a mediados de los años 1850. Las pinturas, cada una, ilustra una "pasión" diferente, cubre una gama de temas y se ejecuta en una variedad de estilos. Si hay un tema común, es de pérdida.

“Odiado” (1853) representa el período inmediatamente después de la muerte de Enrique VI por Ricardo de Gloucester. Dadd le añadió  una cita de Shakespeare, de Henry VI Parte III: " Ve cómo mi espada llora por la muerte del pobre rey". Richard ignora el cuerpo a sus pies para concentrarse en las gotas de sangre, de gran tamaño corriendo por su espada: su rostro no es de odio, sino una expresión más alienada, como si en este acto de violencia vislumbrara su propio futuro. En una imagen de Dadd que hizo eco,  en “el asesinato” (1854); Caín ha completado el golpe con su palo y su hermano Abel cae muerto, y Caín mira distraídamente fuera del marco. Incluso en su interpretación de la “Agonía con locura”(Raving Madness 1854), la figura con los ojos abiertos encadenada a la pared transmite una sensación de desconcierto en lugar de ira.
 
Crazy Jane por Richard Dadd
“Brutalidad” ( 1854) retrata una escena mundana de miseria nacional, y un examen detallado revela que Dadd incluso en este caso, le pone un toque mundano. Mira al espectador femenino enmarcado en la puerta: la silueta de su codo continúa detrás de los limites de la pared. Esta técnica, sutilmente sugiere una difuminación interna y la externa, que es también visible en el bosquejo de Dadd en “Para tener una idea de la loca Jane” (1855), cuya pintura se puede apreciar  en el Museo de Bethlem. El personaje de la pintura baila ante un castillo en ruinas y el bosque, la línea de horizonte continua a lo largo del borde de su vestido.

El museo también expone otras obras de arte, cartas, cuadernos de bocetos y cuadernos de Dadd; una de las más interesantes artículos, es sin duda, el cuaderno en el que escribió un complejo poema  “Eliminación de una imagen”, su sujeto “El mágico movimiento del encantador de hadas”. El texto denso y complicado nos señala otra característica importante del trabajo de Dadd: un minuto y una esmerada atención al detalle que crea una sensación de tensión cuando se yuxtaponen con la emotividad de sus súbditos.


Dadd no encaja cómodamente en cualquiera de las categorías: compartía cierta base común estilística y temática con los románticos, pero no fue parte de este  movimiento. Igualmente, su entrenamiento formal significó que él era apenas un "artista extraño". Tal vez es el individualismo idiosincrásico de Dadd es lo que atrae a sus admiradores. Un trabajo que demanda intensidad emocional y  una respuesta intelectual.
Hospital de Bethem. Sitio Web para visitar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada