Conocemos de los riesgos y las amenazas actuales y ofrecemos soluciones especificas a nivel nacional. Tenemos capacidad de diagnostico y te ayudamos a terminar la seguridad de tu Plan, seas Persona o Institución.
We know our actual risks and threats and offer specific solutions at national level. We can diagnose and help you finishing your Security Plan, whether if you are a Person or a representative of an institution.

Resultados de la Búsqueda, Dale click al Título para salir de búsqueda

Translate

lunes, 16 de junio de 2014

China: Funcionarias recurren a practicas corruptas para compensar sus frustraciones profesionales

Time:  Una mujer pasa junto a dos policías enTiananme, Beijing     
Tomado del Time World China
Por Hannah Beech/Beijing
Traducción Jorge Contreras

Ingresos y promoción desiguales
hace que funcionarias del gobierno Chino
opten por practicas corruptas”

En el burocrático mundo Chino, no son solamente los hombres quienes saquean las arcas del gobierno y están envueltos en escándalos de sexo. Según un reciente informe publicado en el Beijing News, 12 mujeres chinas funcionarias del gobierno e investigadas por corrupción en el primer semestre de este año, son responsables del gasto
y derroches en 251 “carteras de fino diseño” y 665,000 dólares en costosos tratamientos y cirugías de salón.  Entre las funcionarias se incluye a una ex inspectora de la Cruz Roja de Sichuan y a las vice alcaldesas  de las ciudades de Yichang y Nantong.

El diario Beijing News público las fotos de las funcionarias bajo investigación, con desalentadores titulares sobre la apariencia que muestran. Titulares en línea como "Con la apariencia que presentan bien pueden seguir utilizando sus atractivos para conseguir más poder?", y comparando esta situación con el caso en que funcionarios hombres fueran los juzgados, resaltan que estos últimos saldrían muy mal parados de ser el caso. Los comentarios periodísticos suenan inusuales en este país en donde los avisos de empleo para secretarias especifican la edad de las candidatas, ("solamente  de veinte años ") y hasta demandan algunos requisitos de belleza ("solo para aquellas que tengan la cara en forma de huevo de ganso").

A pesar de la famosa opinión del otrora Presidente Mao quien afirmara que “las mujeres sostienen la mitad del cielo”, en la realidad, la igualdad socialista es muy difícil de alcanzar en las jerarquías del gobierno. En China, ninguna mujer ha llegado a la Comisión Permanente del Politburó. Entre los 25 miembros del Politburó, sólo hay un par de mujeres. A pesar del hecho de que las mujeres chinas son cada vez más educadas, las cuotas de participación política de las mujeres no se cumplen. Notables mujeres chinas como Jiang Qing, la esposa de Mao, que ayudara a orquestar la Revolución Cultural, y Gu Kailai, la asesina esposa de Bo Xilai, son vistas como influencias que precipitaron la caída de sus poderosos maridos. El precursor de este estereotipo es la emperatriz viuda Cixi, cuyo reinado en la decadencia de la dinastía Qing contribuyó a cimentar la tradición en china sobre los peligros de un imperio, en manos de una mujer.

Sin embargo, en la actualidad, la necesidad de ganarse la confianza del público, ha hecho que hoy en día las mujeres chinas muestren similar o mejor laboriosidad que sus colegas masculinos. Situación que ha puesto en evidencia el diario Beijing News en cuanto al testimonio en la Fiscalía Suprema del Pueblo en que se encontró un incremento del 33% de trabajadoras gubernamentales femeninas, en el año 2013 en comparación al 2009. En su informe, Yang Jing, representante de  la Fiscalía Popular Suprema para la prevención del crimen escribe:

Con el fin de lograr buenos resultados en el trabajo, las mujeres a menudo prestan un mayor esfuerzo que el que los hombres dan. Sin embargo, cuando ellas ven que sus esfuerzos y contribuciones no coinciden con sus pagos y que no tienen esperanza de una promoción profesional, muchas de ellas pierden su equilibrio psicológico. Y a continuación, comienzan a utilizar su poder para obtener beneficios. O bien usan su poder para ayudar a otros a obtener beneficios o cooperan con los funcionarios públicos de sexo masculino y se convierten en sus cómplices en las practicas corruptas relacionadas al trabajo.

El análisis de Yang termina con un pensamiento sobre  “Marte y Venus” como tratando de dejar una enseñanza:

“Los varones poseen el  poder y quieren tener sexo, por ello utilizan su poder para comerciar por sexo. Las mujeres en cambio emplean el sexo para ganar poder y luego lo usan para la corrupción.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario