Conocemos de los riesgos y las amenazas actuales y ofrecemos soluciones especificas a nivel nacional. Tenemos capacidad de diagnostico y te ayudamos a terminar la seguridad de tu Plan, seas Persona o Institución.
We know our actual risks and threats and offer specific solutions at national level. We can diagnose and help you finishing your Security Plan, whether if you are a Person or a representative of an institution.

Resultados de la Búsqueda, Dale click al Título para salir de búsqueda

Translate

viernes, 15 de agosto de 2014

Como cubrir una historia de suicidio con responsabilidad

Jorge Contreras
Cada vez que ocurre un suicidio o hecho similar, las noticias llenan las primeras planas, y algunas,  de estas, por extraño que parezca, tienen efectos negativos y multiplicadores. Este artículo publicado por Al Tompkins, en Poynter, el 11 de agosto del 2014, describe la importancia del ejercicio de un periodismo profesional en los casos de suicidio. 

Podríamos también sacar algunas conclusiones sobre el ejercicio del periodismo y el tratamiento de los casos de seguridad ciudadana nacional…

Cómo cubrir la historia de Robin Williams con responsabilidad …
Por Al Tompkins
La sospecha de suicidio del comediante Robin Williams ha sido una oportunidad para que  periodistas de todo el mundo preparen más cobertura a un tema que lo merece. Sin embargo, al otro extremo están  las tasas de suicidio,  que en los Estados Unidos aumentaron entre los años 2000 y 2007.

Los grandes titulares, la especulación y las imágenes de fans que lloran podría hacer mucho daño y los periodistas deben cubrir este tipo de “muertes de alto perfil”
 - la pregunta clave es ¿cómo?.

El Centro de Prevención y Control de Enfermedades (en inglés CDC)  reportó el año pasado
que en el año 2009 murieron más personas por suicidio que por accidentes de tráfico. Además, consideró "aumentos sustanciales en las tasas de suicidio entre los adultos de mediana edad en los Estados Unidos."

Sobre las conclusiones de la CDC,  Tara Parker-Papa escribió un artículo en el New York Times resaltando que personajes notables  "que han enfrentado años de preocupación económica y con fácil acceso a los analgésicos vendidos con receta, son particularmente vulnerables a hacerse daño a sí mismos."

Entre los años 1999 y el 2010, la tasa de suicidios en los estadounidenses entre 35 a 64 años aumentó en casi un 30 por ciento, aproximadamente  17.6 muertes por cada 100.000 habitantes, frente a los 13,7 al inicio. Aunque las tasas de suicidio están creciendo entre los hombres y mujeres de mediana edad, muchos más hombres se quitan la vida. La tasa de suicidio para los hombres de edad media fue de 27.3 muertes por cada 100.000 habitantes, mientras que para las mujeres fue de 8.1 muertes por cada 100.000.

La Asociación Americana contra el Suicidio incluye una colección de recomendaciones  para los periodistas que cubren este tema. Entre ellos resaltamos en este artículo tres puntos importantes:

Más de 50 estudios de investigación en todo el mundo han encontrado que ciertos tipos de cobertura de noticias pueden aumentar la probabilidad de suicidio en personas vulnerables. La magnitud del aumento está relacionada con la cantidad, la duración y la importancia de la cobertura.

El riesgo de suicidios adicionales aumenta cuando en la historia se describe explícitamente el método empleado para el suicidio, cuando se utiliza titulares dramáticos, cuando se emplean  gráficos o imágenes con repetida y extensa cobertura o cuando a través del  sensacionalismo se  idealiza una muerte.

Las publicaciones cuidadosas y breves sobre el suicidio “pueden ayudar” a  cambiar las percepciones erróneas y los mitos. Las buenas publicaciones, en lugar de alentar a personas vulnerables o en riesgo, deben inducirlas a buscar ayuda.

Uno de los “errores más comunes” que los periodistas puedan cometer en la cobertura de suicidio es desarrollar la idea de que  “una cosa de gran magnitud ha sido la causa para quitarse la vida”. El suicidio es una respuesta compleja que por lo general implica un montón de factores que incluyen la enfermedad mental. De hecho, los expertos en suicidio estiman que el 90 por ciento de los suicidios tienen alguna relación con una enfermedad mental  y/o con el abuso de sustancias. Y ambos son tratables.

Hace un par de años, tuve la experiencia de participar en un taller para “periodistas que cubren los suicidios”. La Fundación Dart ha recolectado recursos que lo pueden ayudar en este tipo d noticias en este enlace.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada