Conocemos de los riesgos y las amenazas actuales y ofrecemos soluciones especificas a nivel nacional. Tenemos capacidad de diagnostico y te ayudamos a terminar la seguridad de tu Plan, seas Persona o Institución.
We know our actual risks and threats and offer specific solutions at national level. We can diagnose and help you finishing your Security Plan, whether if you are a Person or a representative of an institution.

Resultados de la Búsqueda, Dale click al Título para salir de búsqueda

Translate

jueves, 25 de septiembre de 2014

El Expediente Comunicore, Investigación de Ángel Páez, Tercera Parte

Artículo Publicado el 24 de Setiembre del 2014 en el Blog de Ángel Páez
Por Jorge Contreras[1]
Luis Castañeda, el candidato a las elecciones municipales de Lima acaba de ser incluido en el Proceso Electoral, sin embargo, a pesar de contar con un sin número de seguidores, aún carga a cuestas los antecedentes del caso “Comunicore” en la que los “representantes en el papel” de esta empresa, creada y administrada por su gente de confianza y entre los que se materializa una red que involucra hasta “familiares”, se hizo acreedora de una deuda de la Municipalidad del Lima del orden de 35 millones de soles (una cifra de deuda pactada con la municipalidad a 10  años). Comunicore compró la deuda pagando alrededor de 14 millones (un menor precio por pago inmediato, sin intereses), y después se la vendió a la municipalidad por el monto total de pago. Lo demás es conocido, la Municipalidad decidió pagarle la deuda total a Comunicore y Coimunicore con esta operación se ganó una diferencia del orden de 21 millones, cuyo destino final está en investigación.     

La Investigación de Ángel Páez Tercera Parte
El Expediente ComunicoreA SOLA FIRMA
Juan Blest García no es un conocido de última hora de Luis Castañeda Lossio. En el 2005, Blest y Castañeda cumplieron 27 años como compañeros de trabajo. Blest siempre bajo el mando del ex alcalde de Lima. Ese año es clave.

En 2005, la Municipalidad de Lima pagó a Comunicore 35,9 millones de soles. También renovó contrato con la empresa de limpieza Relima hasta el 2015, por unos 550 millones de soles. En ambas operaciones Blest tuvo participación decisiva.

Esto es lo que relató Blest sobre su antigua relación con Castañeda:
“Al señor Castañeda Lossio lo conozco por razones funcionales desde el año 1978, aproximadamente. Lo conocí cuando trabajamos en el Ministerio de Comercio, (en la) Dirección de Comercio Exterior. Yo era un técnico y él era uno de los directores. A partir de esa fecha he mantenido una relación funcional”.

Esto implica que desde 1978, Juan Blest laboró en distintos lugares con Castañeda, pero bajo su jefatura, como lo confirma el propio ex gerente de Finanzas de la Municipalidad de Lima:

“(Laboramos) inicialmente en el Ministerio de Comercio. Luego en Emape (Empresa Municipal Administradora de Peaje), en el año 1986, aproximadamente. Él (Castañeda) era el presidente del directorio y yo era Gerente Financiero. En el año 1991, en el entonces IPSS (Instituto Peruano de Seguridad Social), el señor Castañeda era el presidente del directorio y yo era Gerente de Finanzas. En la empresa privada Paramonga, en 1996, el señor Castañeda era presidente del Directorio y yo Gerente Financiero. Luego, en el año 2003, cuando el señor Castañeda es elegido Alcalde, me nombró Director de Finanzas, que posteriormente cambió el nombre a Gerencia de Finanzas”.

Estas declaraciones formuladas a la fiscal especializada en Corrupción de Funcionarios, Fanny Quispe Farfán, dejan en evidencia de que la llamada “relación funcional” que Juan Blest señaló que mantenía con Castañeda, no era otra cosa que una vinculación de extrema confianza. A donde Castañeda asumía una responsabilidad -sea en una entidad pública o privada-, lo designaba como financiero a Juan Blest García.

Por eso, cuando Castañeda ganó la alcaldía, lo primero que hizo fue nombrar a Blest como el responsable del manejo de los fondos públicos.

Poco después Juan Blest organizó, junto con Miguel Garro Barrera -el financiero Relima y de Comunicore-, el pago de los 35,9 millones de soles a la compañía fantasma que tenía cero soles en sus cuentas bancarias y en su oficina solo había muebles viejos, y la renovación del contrato con Relima por 550 millones de soles. ¡Y no lo sabía Castañeda?

"¿Quién fue la persona que le propuso para que prestara servicios en la Municipalidad Metropolitana de Lima?", preguntó a Blest la fiscal Fanny Quispe.

"Fue mediante resolución de alcaldía suscrita por el señor Luis Castañeda Lossio", contestó. La designación correspondía a la confianza que Castañeda le tenía a Blest.

Pero cuando la fiscal pidió a Blest que dijera si Castañeda estaba enterado de la deuda con Relima, dijo:

"No tengo conocimiento".

¿Blest no le dijo nada a su íntimo amigo Castañeda, con el que trabajaba desde el año 1978, que había una deuda de 35,9 millones de soles con Relima, y que renovar contrato con esta empresa comprometía 550 millones de soles? Difícil.

Juan Blest protegió al amigo.

La fiscal preguntó a Blest con quién de Relima negoció el pago de la deuda de 35,9 millones de soles. Dijo: "En la reunión que hubo en la Gerencia de Finanzas en marzo de 2005 se le indicó al señor Garro que se le pagaría en marzo de 2006 solo el principal (de la deuda), sin intereses".

Pero, luego, interrogó la fiscal: "¿Quién era el funcionario o representante de Relima encargado de negociar el monto de lo adeudado?". A lo que contestó Blest: "Al principio todo fue por escrito con el señor Garro, gerente de Finanzas de Relima". Mentira. El propio Blest dijo que hubo al menos una reunión con Garro.


Una evidencia irrefutable de la confianza ciega que Castañeda tiene a Blest es la Resolución de Alcaldía Nº 2282 del 24 de agosto de 2005. El documento, suscrito  por el puño y letra del entonces burgomaestre Castañeda, designó a Juan Blest García como Director de Finanzas de modo retroactivo, desde el siete de diciembre de 2004 hasta el 31 diciembre de 2005.

Con la mencionada resolución de alcaldía, Luis Castañeda Lossio avaló no solo el pago de 35,9 millones de soles a Comunicore sino también la renovación del contrato con Relima por 550 millones de soles, operaciones que se consumaron en agosto y diciembre de 2005, y en las que participó decisivamente Juan Blest García. La Resolución de Alcaldía Nº 2282 firmada legalizaba las acciones de Blest, el amigo íntimo por 30 años de Castañeda.

Sin embargo, interrogado por la fiscal Fanny Quispe Farfán Castañeda contestó que no sabía nada.

La Declaracioncompleta de Blest se puede obtener en este enlace.





[1]  Jorge A. Contreras Rios, DNI 09582230, ICAC Nº 897, administrador, licenciado de las fuerzas armadas, abogado, magíster en ciencias militares, magíster en derecho penal, estudios de doctorado en derecho penal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada