Conocemos de los riesgos y las amenazas actuales y ofrecemos soluciones especificas a nivel nacional. Tenemos capacidad de diagnostico y te ayudamos a terminar la seguridad de tu Plan, seas Persona o Institución.
We know our actual risks and threats and offer specific solutions at national level. We can diagnose and help you finishing your Security Plan, whether if you are a Person or a representative of an institution.

Resultados de la Búsqueda, Dale click al Título para salir de búsqueda

Translate

jueves, 4 de septiembre de 2014

Perú: Congresista involucrado en alquiler de vivienda a traficante de droga mexicano

Huanchaco, 4 de julio del 2014, 6 p.m. El congresista de Perú Posible, José León, visita a su inquilino, el capo mexicano Rodrigo Torres, ‘LIC’, quien continúa prófugo. Imagen Caretas.
Publicado en la Revista Caretas
Escribe: Américo Zambrano
Revista Caretas publica artículo “El capo Inquilino” donde acusa a congresista peruano.
El prófugo narcotraficante mexicano Rodrigo Torres, alias “LIC”, señalado por la Policía Antidrogas como el capo responsable  de las 7.5 toneladas de cocaína decomisadas la madrugada del lunes 25 de agosto pasado–, era el arrendatario de la residencia de playa del congresista José León Rivera, vocero de la bancada de Perú Posible, en el sector más exclusivo del balneario de Huanchaco, en Trujillo. Pero no solo eso: el parlamentario también lo visitaba, según lo revela un vídeo de vigilancia policial del 4 de julio de este año.
Congresista José León
Imagen: Revista Caretas

El presidente de la Junta de Fiscales de La Libertad, Luis Cortez, anunció que León será citado para ser interrogado sobre sus presuntos vínculos con el capo que financió el mayor cargamento de cocaína decomisado por la Policía en la historia del país

Una camioneta pick up gris, de placa de rodaje PQZ-359 con tres ocupantes a bordo, se estacionó frente al inmueble de dos plantas ubicado en la avenida La Rivera No 340, en el balneario de Huanchaco, en Trujillo.
La puesta del sol se aproximaba: el reloj marcaba las 6 p.m. del 4 de julio pasado.
 
Un policía antinarcóticos, disfrazado de vendedor de golosinas y posicionado muy cerca de la vivienda, prendió la cámara filmadora: de la camioneta descendió el congresista José León Rivera, vocero de la bancada de Perú Posible, partido que dirige el expresidente Alejandro Toledo.

El parlamentario ingresó en la casa y permaneció allí por espacio de una hora y media, mientras las dos personas que lo acompañaban, uno de
ellos identificado como Walter Haggenmiller Guevara, aguardaban fuera del predio.

A eso de las 7 y 30 p.m., León Rivera salió de la vivienda y se desplazó –seguido discretamente por un vehículo policial– al Hotel Libertador de Trujillo.


El propietario de aquella casa de Huanchaco es el propio congresista León Rivero, por lo que su presencia allí no tendría por qué ser inusual. Sin embargo, desde abril de este año el inquilino de la propiedad era el mexicano Rodrigo Torres, alias ‘LIC’, señalado por la Policía como el capo de las 7.5 toneladas de cocaína decomisadas en un depósito de Huanchaco, el lunes 25 (CARETAS 2349 – El Búnker de las 6 Toneladas) .

La Policía allanó el inmueble del parlamentario el jueves 28. En su apresurado descargo, León declaró a RPP que la vivienda, que figura a nombre de su esposa, era usualmente arrendada a turistas extranjeros desde su adquisición, en el 2013. “Se ha alquilado a canadienses, australianos, a mucha gente”, sostuvo.

“Nosotros no vivíamos allí, ni siquiera la visitábamos”, aseguró León en una posterior conferencia de prensa en el hall de los Pasos Perdidos. “Según tengo entendido, la última arrendataria de la casa era una ciudadana de nombre Lucía Villavicencio Ruiz. La persona que se encarga de estos negocios no notó nada anormal. Pagaba la renta, los impuestos. Los documentos estaban en regla”, dijo.

Ahora, el vocero de la bancada de Perú Posible va a tener que ser más claro. Lucía Villavicencio Ruiz sería la señora que limpiaba la residencia de Huanchaco, según la Policía, y ‘LIC’ no era precisamente un turista. León no solo le alquilaba su casa a un capo mexicano del narcotráfico que aún está prófugo, sino que además lo visitaba.

LEÓN, EL VISITADOR
Pocos días después de aquella visita del congresista León, ‘LIC’ salió del país rumbo a México.El decomiso récord de 7.5 toneladas de cocaína se produjo el 25 de agosto. ‘LIC’ continúa prófugo.

CARETAS intentó comunicarse con el parlamentario, pero no contestó a las llamadas telefónicas que se le hicieron a su celular y a su oficina.

La Policía llegó a ‘LIC’ siguiendo a los mexicanos Rubén Larios Cabadas y Jhoseth Gutiérrez León. Ambos habían alquilado otras dos casas en Huanchaco y en la exclusiva urbanización El Golf de Trujillo.

El ‘ovise’ (observación, vigilancia y seguimiento) empezó en mayo de este año y estuvo a cargo del “Grupo A” de la División de Investigaciones Especiales (Divinesp) de la Dirección Antidrogas (Dirandro).

La Divinesp tiene su sede en San Isidro, pero a inicios de este año el Comando de la Policía decidió descentralizarla: un grupo fue trasladado al Huallaga, otro al VRAEM y un tercero a Piura. Fue una decisión acertada.

El “Grupo A” de Piura no tardó en recibir información confiable sobre una organización internacional que “botaba” cocaína camuflada en carbón a Europa, principalmente desde el puerto de Paita.

Examinaron las exportaciones y llegaron a “Betas Andinas”, compañía que realizó 25 despachos de carbón de piedra a España y Bélgica desde el 2013.
La empresa fue constituida por el trujillano Carlos Mendoza.

José Rangel, el contador de “Betas Andinas”, declaró al diario La República que la compañía registró su primera gran exportación de 27 toneladas de carbón de piedra a España el 18 de noviembre del 2013.

El destinatario: la compañía “Importing And Exporting D’art Blaper s1”, situada en la calle Azarbe del Papel en la ciudad de Murcia.

Mendoza recibía el dinero para la compra del carbón (y de la cocaína) a través de una cuenta corriente en dólares en el Scotiabank de Trujillo. El dinero le era enviado desde México por el capo Rodrigo Torres, según la Policía.

En junio de este año, los efectivos filmaron a los mexicanos Rubén Larios y Jhoseth Gutiérrez saliendo de la oficina de “Betas Andinas”, en la cuadra cuatro del jirón Gamarra, en el centro de Trujillo. Los mexicanos se desplazaron hacia la residencia de León, en Huanchaco, y permanecieron allí algunos minutos. Luego se marcharon.
Haciéndose pasar por turistas y vendedores ambulantes, los policías de la Divinesp montaron vigilancia sobre esta casa y descubrieron al capo ‘LIC’.

Su identidad fue confirmada con un voucher bancario que tiró a la basura y que la empleada de la casa, Lucía Villavicencio, la misma que según el congresista León firmó el contrato de alquiler, sacaba todas las noches y que era recogida por efectivos que se hacían pasar por recogedores de basura.
Rodrigo Torres
Traficante de drogas

LOS PROVEEDORES
‘LIC’ dirigía la organización desde la casa del congresista León, en Huanchaco. A veces permanecía una semana; otras veces un mes y luego se iba.
El golpe al depósito subterráneo donde se almacenaba la cocaína camuflada en carbón, la madrugada del lunes 25, se decidió cuando los policías se percataron de movimientos extraños de los mexicanos Larios y Gutiérrez.

No imaginaron incautar el mayor cargamento de droga de la historia peruana.
El hallazgo de las 7.5 toneladas revela la facilidad con la que se mueven los traficantes en el país hoy en día.

“No es una excepción que el narcotráfico haya almacenado tantas toneladas de cocaína en un solo centro. Así está operando en la actualidad. La pregunta es: ¿cómo salió toda esa cocaína del VRAEM y del Huallaga, dos de los valles cocaleros con mayor presencia militar y policial del país, sin que fuera detectada por las fuerzas del orden?”, se preguntó el experto antinarcóticos Rubén Vargas de InfoRegión. “El problema de fondo es la corrupción”.

“El negocio del narcotráfico ha crecido y somos el principal exportador de cocaína en el mundo. La droga sale por aire y mar. Una característica es que el narcotráfico ha penetrado las instituciones del Estado. Eso hace que ser traficante en el Perú sea más fácil”, aseguró Vargas.

El ‘ampay’ al congresista y exministro Agricultura del gobierno de Alejandro Toledo visitando en Huanchaco a su inquilino, el capo mexicano, plantea una inquietante interrogante sobre la infiltración del narcotráfico en la política.

Por cierto, Perú Posible sigue sin aclarar ante la ONPE el origen de millonarios aportes a la campaña presidencial de Alejandro Toledo el 2011, y el propio expresidente es investigado por la adquisición de una residencia en Las Casuarinas y de una oficina en un edificio de Surco pagando US$ 5 millones al contado rabioso, en julio del 2012.

“Lo que está dando resultado es el trabajo de los grupos especiales antinarcóticos”, comentó el exjefe de la Dirandro, general (r) Carlos Morán.
Fueron 16 efectivos antidrogas del ‘Grupo A’ de la Divinesp, con sede en Piura, los que protagonizaron este golpe histórico. El ministro del Interior les ha ofrecido el ascenso inmediato al grado superior.


La Fiscalía Contra el Crimen Organizado ya recibió de la Policía todas las pruebas fílmicas, incluido el reciente video del congresista León, del mayor decomiso de cocaína de la historia peruana. (Fuente: Revista Caretas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada