Conocemos de los riesgos y las amenazas actuales y ofrecemos soluciones especificas a nivel nacional. Tenemos capacidad de diagnostico y te ayudamos a terminar la seguridad de tu Plan, seas Persona o Institución.
We know our actual risks and threats and offer specific solutions at national level. We can diagnose and help you finishing your Security Plan, whether if you are a Person or a representative of an institution.

Resultados de la Búsqueda, Dale click al Título para salir de búsqueda

Translate

jueves, 30 de octubre de 2014

Argentina: Policia Intervienen comisaría de Budge por irregularidades

Por Jorge Contreras[1]
La Jefatura de la Policía de la Provincia de Buenos Aires intervino a la Comisaría 10ª de Lomas de Zamora, que tiene jurisdicción en la localidad de Ingeniero Budge y en la feria La Salada,  ubicada al lado del Puente La Noria.

La Intervención...
Según informaron fuentes de la fuerza, en la noche del martes se registró un allanamiento en la comisaría, en donde se encontraron "serias irregularidades". El allanamiento estuvo a
cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 21 a cargo del fiscal Marcelo Domínguez, en colaboración con la Policía de Narcotráfico y la dirección de Asuntos Internos de la Policía bonaerense. El fiscal que instruye la causa sostuvo que la causa es "coacción, falsedad ideológica y privación ilegítima de la libertad".

La investigación comenzó cuando el personal de la comisaría realizó dos operativos antidrogas en el barrio de Villa Lamadrid, en Lomas de Zamora. De acuerdo a la investigación, los uniformados habrían llevado a cabo estos procedimientos si respetar los debidos pasos, incluso se sospecha que ingresaron a domicilios particulares sin tener orden de allanamiento de un juez. También se determinó que droga había sido colocada por los propios efectivos policiales durante los procedimientos. En tanto, se estableció que un testigo fue amenazado por los ahora detenidos para que firmara las actas de los allanamientos ilegales. Por su parte, la División de Asuntos Internos de la Policía inició procesos sumarios a los detenidos y destituyó a Javier Ascasibar jefe de la seccional.

Detalles del caso por “Cosecha Roja”[2]
Dos peruanos Yarim Montero y Giovanna Arroyo cosían ropa para La Salada y vendían gaseosa y cerveza por la ventana en su casa del Barrio Olimpo. Los policías de la Comisaría 10 de Ingeniero Budge les cobraban una cuota fija para dejarlos trabajar.  Si no pagaban, la amenaza era denunciar que tenían un taller clandestino y un comercio, y deportarlos porque no tenían documentos. En marzo de 2013 la pareja no quiso pagar más y los policías allanaron la casa sin orden judicial, les plantaron dos kilos de cocaína y los detuvieron. Pero el caso se dio vuelta: la justicia condenó ayer a tres suboficiales y dos principales a 4 años de prisión y 8 de inhabilitación por haberles armado la causa.
Nos llevaron en un patrullero esposados a mi señora, embarazada de cinco meses, y a mí. Nos trasladaron con mi hijo. Todos a la Comisaría de Budge. Allí estaban los testigos del operativo que hacían chistes y tenían un tono amistoso con los policías”, contó Yarim durante el juicio. El 5 de marzo amanecieron detenidos y declararon ante el fiscal de instrucción Marcelo Domínguez, titular de la Unidad Fiscal 21.

El juicio estuvo a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal 9 de Lomas de Zamora y la fiscal Marina Rocovich. Durante las dos semanas de debate oral se demostró que el procedimiento de la comisaría era corriente: los policías juntaban droga de los operativos y luego la guardaban para cuando necesitaran plantarla. Mientras tanto, amenazaban y extorsionaban. Los vecinos de la zona declararon que recaudar era su especialidad: “Vivian de dos o tres detenidos que iban cambiando”,
“¿Qué es esto, peruano?”, le preguntó aquel día un policía a Yarim mientras le mostraba la droga. “Es tuyo”, agregó otro oficial. “Nosotros habíamos sufrido dos pedidos de plata de parte de la Policía en los meses anteriores. Cuando estos agentes llegaron mi mujer les gritó que no les iba a dar más plata. Por eso creo que pusieron la droga”, contó Yarim.



[1] Jorge A. Contreras Ríos, DNI 09582230, ICAC Nº 897, administrador, licenciado en ciencias militares, abogado, magíster en ciencias militares, magíster en derecho penal, estudios de doctorado en derecho penal.
[2] Red de Periodistas Judiciales de Latinoamérica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada