Conocemos de los riesgos y las amenazas actuales y ofrecemos soluciones especificas a nivel nacional. Tenemos capacidad de diagnostico y te ayudamos a terminar la seguridad de tu Plan, seas Persona o Institución.
We know our actual risks and threats and offer specific solutions at national level. We can diagnose and help you finishing your Security Plan, whether if you are a Person or a representative of an institution.

Resultados de la Búsqueda, Dale click al Título para salir de búsqueda

Translate

lunes, 23 de febrero de 2015

Estados Unidos:La teoría del origen Estado islámico

“A medida que se desarrollan los conflictos,  se tornan más extremos.
Los grupos más brutales y duros, toman el control
Para destruir a los más brutales, tendrá que ser algo más extremo”
Tomado de Jacobin
De la entrevista a Noam Chomsky
Noam Chomsky afamado lingüista y filósofo explica las raíces de ISIS y por qué los Estados Unidos y sus aliados son responsables de la aparición del grupo, comparte la teoría "Estados Unidos creó ISIS" de Graham Fuller, ex agente de la CIA, analista de inteligencia dedicado al sector del Medio Oriente. Esta es una de las tantas teorías conspirativas, de las miles que hay en el Medio Oriente.
En particular, sostiene que la invasión de Irak en el 2003 provocó las divisiones sectarias que han resultado en la desestabilización de la sociedad iraquí. El resultado ha sido un clima en el que los radicales financiados por Arabia Saudita han prosperado.

Noam Chomsky…
Esta no es cualquier fuente: esta fuente nace en el corazón del mismo “establishment” (organización) norteamericana. En ella, su autor señala que no quiere dar a entender que los EE.UU., decidió dar origen a la existencia y financiamiento de ISIS. Su punto es, -y en esto es preciso -, que los EE.UU. crearon los antecedentes desde los cuales ISIS creció y se desarrolló. Parte de ello fue el resultado de la estrategia del yunque y el martillo, de: “Destruir lo que no gusta.”

En 2003, los EE.UU. y Gran Bretaña invadieron Irak, considerado un delito mayor. Justo esta tarde
el Parlamento británico acaba de otorgar al gobierno la autoridad para bombardear Irak nuevamente. La invasión fue devastadora para Irak. Prácticamente Irak ya había sido destruida, en primer lugar por la década de guerra con Irán, en la que  Irak fue respaldada por los EE.UU., y luego por la década de sanciones.

La guerra en Irak fue descrita como "genocida" por los mismos diplomáticos internacionales que la administraron  y que renunciaron en protesta por la misma razón. Ellos devastaron la sociedad civil, fortaleció al dictador, obligando a la población a depender de él para sobrevivir. Esta es probablemente la razón por la que el dictador, no siguió el mismo camino, de toda una corriente de dictadores derrocados.

Finalmente, los EE.UU., decidió atacar este país el año 2003. El ataque es comparado por muchos iraquíes a la invasión de los mongoles ocurrida miles de años antes. Muy destructiva. Cientos de miles de personas asesinadas, millones de refugiados, millones de personas desplazadas, destrucción de la riqueza arqueológica y de la riqueza del país desde los tiempos de la Sumeria.

Uno de los efectos inmediatos de la invasión fue el instituir las divisiones sectarias. Parte de la estrategia de la fuerza de invasión y de su director civil, Paul Bremer, fue separar las sectas Suní, Chií, Kurda, cada una de la otra, colocar sus gargantas frente a frente. En un par de años, esto dio  lugar al mayor y más brutal conflicto sectario que resultara de la invasión.

Se puede ver si nos fijamos en Bagdad. Si uno toma un mapa de Bagdad, digamos, del año 2002, es una ciudad mixta: Suníes y Chiíes viven en los mismos barrios, se casaban entre ellos. De hecho, a veces ni siquiera sabían quién era Sunita y quien era Chií. Era como saber si algunos de tus amigos están en un grupo protestante o en otro grupo protestante. Había diferencias, pero no hostilidad.

De hecho, durante unos años ambas partes aseguraban: nunca habrá conflictos entre Suníes y Chiíes. Estamos demasiado entremezclados en la naturaleza de nuestras vidas, en que vivimos, y así sucesivamente. Sin embargo, para el año 2006 había una guerra como resultado de la rabia incontrolable entre ellos. Ese conflicto se extendió a toda la región. Hoy en día, toda la región está desgarrada por los conflictos entre Suníes y Chiíes.

La dinámica natural en un conflicto de esta naturaleza, es que los elementos “más extremos” comienzan a “tomar el control”. Tiene sus raíces. Las raíces están con Arabia Saudita, el principal aliado  de Estados Unidos. Este ha sido el principal aliado de Estados Unidos en la región, desde que los EE.UU. estuvieron involucrados inicialmente allí, de hecho, desde la fundación del Estado Saudí. El imperio Saudí es una especie de dictadura de familia. La razón detrás, es que tienen una gran cantidad de petróleo.

Gran Bretaña, antes de los EE.UU., ambos prefirieron el “islamismo radical” al “nacionalismo secular”. Y cuando los EE.UU. se hicieron cargo, fueron de la misma idea. El islamismo radical se centra en Arabia Saudita. Es el más Estado islámico más extremista y radical en el mundo. En comparación, hace parecer al moderno Irán un país tolerante, y, por ende, las otras partes seculares del Medio Oriente árabe aún más.

No sólo está dirigida por una versión extremista del Islam, la versión “wahabí salafista”, sino que también es un estado misionero. Por ello, utiliza sus enormes recursos petroleros para propagar sus doctrinas en toda la región. Establece las escuelas, mezquitas, clérigos, en todo el lugar, desde Pakistán hasta el norte de África.

Una versión extremista del extremismo Saudí es la doctrina recogida por ISIS. Así creció ideológicamente, como forma extremista del Islam, la versión Saudí, y los conflictos fueron engendrados por el yunque y martillo de Estados Unidos que destruyó Irak y ahora se ha extendido a todas partes. Esto es lo que trata de explicar Fuller.

Arabia Saudita no sólo proporciona el núcleo ideológico que ha llevado al extremismo radical de ISIS, sino que también los financia. No es el gobierno de Saudí Arabia, sino los saudíes adinerados, los kuwaitíes ricos, y otros proporcionan la financiación y el apoyo ideológico a estos grupos yihadistas que están surgiendo por todo el lugar. Este ataque a la región por los EE.UU. y Gran Bretaña es la fuente, donde esto se origina. Por eso es que Fuller declara que los Estados Unidos crearon a ISIS en su artículo “Don’t Blame Islam”.


Podemos estar bastantemente seguros, que a medida que se desarrollan los conflictos, se tornaran más extremos. Los grupos más brutales y más duros, tomaran el control, se harán cargo. Eso es lo que sucede cuando la violencia se es el único medio de interacción. Es casi automático. Esto es cierto en los barrios, y también cierto en las relaciones internacionales. La dinámica son  perfectamente evidentes. Eso es lo que está pasando. Este es el origen de ISIS, de donde viene. Si alguien logra destruir a ISIS, tendrá que tener algo más extremo en sus manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada