Conocemos de los riesgos y las amenazas actuales y ofrecemos soluciones especificas a nivel nacional. Tenemos capacidad de diagnostico y te ayudamos a terminar la seguridad de tu Plan, seas Persona o Institución.
We know our actual risks and threats and offer specific solutions at national level. We can diagnose and help you finishing your Security Plan, whether if you are a Person or a representative of an institution.

Resultados de la Búsqueda, Dale click al Título para salir de búsqueda

Translate

viernes, 3 de abril de 2015

China: exjefe de seguridad enfrenta cargos de corrupción y pena de muerte

La Fiscalía Popular Suprema de China, acusó al político  Zhou  Yongkang, de 71 años de edad, de recibir grandes sobornos, abuso de poder y de filtrar secretos de estado, durante sus funciones como subgerente general la Corporación Nacional de Petróleos de China, jefe del Partido Comunista de la provincia de Sichuan, titular de la Secretaría de Seguridad Pública, y jefe del Comité Central de Política y Leyes. Según la fiscalía "El abuso de poder ha llevado a una gran pérdida de fondos públicos y ha causado grave daño al interés nacional y público".

La Oficina de Investigación del Partido Comunista de China, hizo públicas sus investigaciones contra Zhou, poco  después que dejara su cargo a fines de 2012. Las
investigaciones recayeron primero en sus camaradas del régimen y luego en el sector petrolero. Finalmente apuntaron a su hijo.

El ex jefe de seguridad Zhou Yongkang[1], ha sido acusado formalmente de aceptar sobornos, de abuso de poder y de revelar intencionalmente secretos de Estado. Es el primer miembro del Comité Permanente del Buró Político que enfrenta un juicio con cargos penales, enfrentando la pena de muerte. Los cargos de corrupción se refieren a un período entre 1988 y 2012, que cubre la mayor parte de la carrera política de tres décadas de Zhou, que comenzó en 1983.

La pena máxima por aceptar sobornos es la muerte. No se han dado detalles sobre la acusación de filtrar intencionalmente secretos de Estado. El cargo es distinto al de filtrar secretos de estado a organizaciones o individuos extranjeros, y conlleva a una pena máxima de siete años de cárcel.

Según  Zhang Qianfan, analista de derecho en la Universidad de Pekín,Zhou no sería ejecutado. "Es más probable que la Corte lo indulte [suspenda] la sentencia de muerte o la cadena perpetua... Aún se tendrá que esperar hasta el juicio para ver cuánto dinero está involucrado y si constituye un delito sujeto a una sentencia de muerte", refirió Zhang.

Años bajo arresto…
Las autoridades anunciaron que llevaba arresto domiciliario desde el 2013. En julio del 2014,  Zhou estaba siendo investigado por presunto abuso de poder y corrupción. En diciembre, representantes oficiales del partido declararon que Zhou enfrentaría a cargos criminales, después de que fuese expulsado del partido. En diciembre último, Zhou fue detenido junto con su esposa, Jia Xiaoye, en Beijing.


Escándalos a través de la prensa…
Según la agencia  Xinhua, entre los serios cargos imputados por la Fiscalía destacan, "la filtración de secretos del Partido y del país" y el cobro de "grandes cantidades de dinero y propiedades personalmente y a través de su familia".
Agrega que "abusó de su poder para ayudar a que sus parientes, amantes y amigos obtuvieran grandes beneficios de operaciones empresariales, lo que provocó importantes pérdidas en compañías estatales". También la agencia Xinhua publicó que las acusaciones incluyen "intercambio de poder por relaciones sexuales".

Según la Revista "Caixin", su hijo, Zhou Bin, ha acumulado una gran fortuna gracias a su influencia en el sector petrolero, en el que Zhou Yongkang estuvo trabajando desde 1967 hasta 1998. Gracias a su poder, Zhou Bin compró un yacimiento de crudo por menos de 20 millones de yuanes (tres millones de euros) a la Corporación Nacional de Petróleos de China (CNPC), que dirigía su padre, y lo vendió por 550 millones de yuanes (83 millones de euros).


Representantes del Tribunal Popular Supremo, declararon el mes pasado que Zhou había "socavado la solidaridad del partido y participado en actividades políticas no aprobadas por las autoridades", una acusación rara que algunos analistas sugieren es una indicación de que Zhou se enfrentaría a cargos por delitos políticos.

Decenas de funcionarios relacionados a Zhou han sido arrestados bajo sospecha de corrupción en los últimos meses. Muchos están vinculados a las antiguos estamentos de poder de Zhou, en la industria petrolera y en Sichuan. (Ver Grafico derecha)

Zhou Qiang, el presidente del Tribunal Supremo Popular, dijo el mes pasado que Zhou fue uno de los 28 funcionarios acusados ​​de corrupción que se enfrentaría a "pruebas abiertas de conformidad con la ley".



[1] Zhou nació en Wuxi, Jiangsu, en diciembre de 1942. Fue consejero de Estado hasta marzo de 2008 y es miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de China. Fue alcalde de Panjin en la provincia de Liaoning desde 1983 hasta 1985, y se desempeñó como Ministro de Seguridad Pública de la República Popular de China desde 2002 a 2007. Como dirigente del Partido Comunista de China (PCCh) formó parte del 17° Comité Permanente del Buró Político del Partido Comunista de China (PSC), fue Secretario del Comité Central Político y Legislativo, entre 2007 y 2012. En ese cargo supervisó las fuerzas de seguridad de China y de las instituciones policiales. Se retiró de la vida política en el XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China, a fines del 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada