Conocemos de los riesgos y las amenazas actuales y ofrecemos soluciones especificas a nivel nacional. Tenemos capacidad de diagnostico y te ayudamos a terminar la seguridad de tu Plan, seas Persona o Institución.
We know our actual risks and threats and offer specific solutions at national level. We can diagnose and help you finishing your Security Plan, whether if you are a Person or a representative of an institution.

Resultados de la Búsqueda, Dale click al Título para salir de búsqueda

Translate

martes, 10 de noviembre de 2015

Entendernos unos a otros, la simple comprensión mutua como nuevas perspectiva para alcanzar la seguridad comunitaria


Tomado de The FBI[1]
Por Todd B. Perla, M. A. [2]
Este es un importante artículo para el trabajo comunitario en la seguridad ciudadana.
Resalta la importancia en el rol de las autoridades y comunidad. Alerta sobre el peligro de desconocer la relación policía - comunidad  y nos va mostrando que a mayor alejamiento y mal ejemplo, más delincuencia. Los invito a leerlo 
Los esfuerzos de toda Fuerza de Policía buscan reducir el delito y mantener el orden. Adicionalmente aquellos vecinos que se  han comprometido a participar en sus comunidades, también cumplen roles y responsabilidades para alcanzar estos objetivos. Sin embargo, con el pasar del tiempo, pareciera que estas responsabilidades que deberían estar con todos,  se han ido desplazando a unos pocos, el resultado está claro, es inseguridad y ausencia de solidaridad en los barrios.

Es una verdad el que “No podremos reducir la delincuencia o mantener el orden sin la cooperación plena de todos en la comunidad”. Con este fin, hoy surgen nuevas perspectivas a partir de ideas que han existido entre nosotros por cientos de años.

■ Antecedentes históricos…

En siglo 18, en Londres, Inglaterra, los miembros no remunerados de la sociedad comúnmente referidos como "policías" vigilaban los vecindarios locales. Un agente de policía o un simple laico que perseguía a un delincuente simplemente gritaba "pegaba un grito al cielo", y convocaba a cualquier miembro de la comunidad,  por ayuda, para capturar al delincuente. En ese entonces, los miembros de la comunidad tenían el deber de apoyar cualquier petición de ayuda ante la delincuencia.

Este sistema se mantuvo hasta 1829, fecha en que Sir Robert Peel estableció la Policía Metropolitana de Londres, que fue formada por 1.000 agentes, que fueron conocidos como los "bobbies." Este hecho, se convertiría en el tiempo, en la idea base para la creación de las agencias policiales de hoy, razones por las cuales Robert Peel, se ganaría el mote de "padre de la policía moderna".  Peel además de fundar la nueva fuerza policial, codificó nueve principios que guiaban la operación de los “bobbies” (agentes de policía).

■ El 7mo Principio…
Los nueve principios resaltaban la importancia de la relación entre la comunidad y la policía. Sin embargo, el séptimo principio constituye  vital interés.
“En todo momento, la policía, deben mantener relación con la poblkación”. Esta relación debe manifestar una realidad tradicional e histórica, en la que se muestre  que la policía es el público y el público es la policía; donde los agentes de policía, solo son miembros del público, a los que se les paga para atender a tiempo completo deberes que le incumben a todos los ciudadanos,  en provecho del bienestar y vida de la comunidad.[3]

La segunda parte de este principio señala que “las personas que viven, trabajan, juegan, o sirven en un barrio, tienen la obligación de contribuir de manera razonable con los objetivos de esa comunidad”, en especial en relación con la delincuencia y el desorden. Esto significa, que rodos tenemos responsabilidades y debemos cumplirlas. Si bien, no cumplir no está penado por la ley, esta obligación también significa que debemos aceptar nuestras responsabilidades por las consecuencias de nuestra falta de acción o participación..

“No podremos reducir la delincuencia o 
mantener el orden sin la cooperación plena de 
todos en la comunidad”.


La primera mitad del principio señala que aquellos miembros que asuman su responsabilidad, deben recibir el apoyo total de la Policía. Esto debido a que los agentes de policía son servidores públicos. También señala que, a pesar  que los  miembros de una comunidad, pagan sus impuestos, esto no les proporciona licencia suficiente para determinar  las acciones de la policía, sin embargo sí les permite el  derecho a contar con un nivel razonable de servicio.

■ Roles Distintos (Policía - Comunidad)…
De acuerdo con el FBI, en datos examinados en 9.894 ciudades, la proporción media nacional en el año 2013 de agentes de policía a tiempo completo en la población civil fue de 2,2 por cada 1,000[4] Tomando en cuenta el número de personal policial con trabajo interno y personal fuera de servicio,  el personal asignado a comunidades, “el número real de agentes asignados a la población civil es mucho menor”, lo que resalta la importante necesidad de un trabajo conjunto entre la policía y los civiles.

En la vida existen otras relaciones simbióticas a las que tenemos que acudir, como en el caso cuando acudimos a la de policía.  Por ejemplo, podemos llevar una vida normal, comer bien, hacer ejercicio y dormir lo suficiente. Sin embargo, una mañana, podríamos despertar con un resfriado que ha ido empeorado, y en algún momento, tendremos que buscar la ayuda de un especialista, en este caso un médico.

Todos sabemos que somos los principales responsables de nuestra propia salud. A pesar que nos cuidamos, en algún momento vamos a necesitar la ayuda de alguien con formación y capacitación especial para manejar aquellos asuntos que no podemos. Toda persona razonable se dará cuenta  que la salud se deterioraría si no se acudiera a un médico. Del mismo modo con un dentista al igual que un cardiólogo, ambos, no son responsables por los dientes con caries que se dejaron de cepillar, o por los malos hábitos alimenticios del paciente que resultaron en arterias obstruidas.

■ Si la gente no es atendida, pierde la confianza y busca otra solución…
¿Qué pasa si la gente pierde  la confianza en sus médicos? ¿Qué pasa si los médicos son inaccesibles cuando son necesarios? ¿Qué pasa si los médicos consideran nuestras preocupaciones como cosas de poca importancia o simplemente tienen preferencias con pacientes "más importantes"? Quizás sus acciones puedan tener mérito. Quizás tengan asuntos más importantes  que atender. Sin embargo, los pacientes desatendidos no los consideraran. Los pacientes desatendidos buscaran otros doctores. Si las personas no ven sus expectativas  cumplidas, las relaciones con ellas, serán tensas y darán lugar a la perdida de confianza. Con médicos desatentos, la mayoría de gente querrá cambiar de médico. Después de todo, consideramos que nuestra salud es importante, y buscaremos a otro especialista para poner nuestra salud en sus manos, en manos de profesionales más fiables.

Los ciudadanos comunes debemos tomar en cuenta nuestra comunidad y participar. “La policía y en general las autoridades,  debe reconocer los efectos dañinos de sus acciones o inacciones para con los ciudadanos”, en especial si luego, quieren  buscar cooperación de ellos. Todos debemos ser y comportarnos como “protectores” y “miembros de la comunidad” en la que vivimos, trabajamos, jugamos o servimos..

■ La importante Percepción pública…
Los Investigadores especializados en Justicia conocen la correlación positiva entre “la aplicación de la ley” y el “mantenimiento del orden”. "Los procedimientos justos  o la equidad con la que operan los agentes de policía, es un “factor clave” para que los ciudadanos vean a la policía como figuras de autoridad legítima. Esto también se traduce, en el cumplimiento voluntario de la ley (incluso cuando nadie está mirando). Los elementos clave utilizados por la gente para juzgar la legitimidad de la policía son la “neutralidad” y la “honradez”. Los ciudadanos que ven a sus policías locales como injustos, son influenciados de manera opuesta y negativamente, también tenderán a no cumplir voluntariamente con las leyes.[5]

Los Investigadores especializados en Justicia conocen 
la correlación positiva entre “la aplicación de la ley”
y el “mantenimiento del orden”.

Tal vez, la gente tiene un supervisor en el trabajo al que ven como injusto e irrazonable. Con el tiempo van a perderle el respeto,  van a dejar de verlo como una figura de autoridad y, tal vez, hasta se afecte  la relación que una vez tuvieron en  la organización. Quizás la gente pueda soportar la relación para mantener sus puestos de trabajo; Sin embargo, con la pérdida del respeto, llega la pérdida del incentivo para seguir las reglas y con ella se perderá toda actitud  voluntaria que se haya podido tener.

En una perspectiva más amplia, “el resultado de una pobre relación entre la comunidad y la policía solo favorece a los delincuentes”. Estos tendrán en cuenta que la comunidad no los observa,  solo la Policía los observa y se sentirán más seguros por la poca vigilancia y porque su captura será poco probable. Lo contrario a que si consideraran que toda la comunidad y la policía los está mirando

La policía tiene importantes funciones y responsabilidades para alcanzar la cooperación del público. Sin embargo, toda la responsabilidad no está en la policía. Los miembros del público también deben ser justos y abiertos para aceptar a los agentes como figuras de autoridad legítima.

■ Dinámica de la comunidad…
Un enfoque no tradicional hacia la reducción de la delincuencia indica que el trabajo con  normas sociales es importante para la disuasión de la delincuencia. "Control social informal" (integración policial y presión de la comunidad) puede tener más influencia que "el control social formal" (leyes) en la formación de lo que los delincuentes consideran los comportamientos aceptables.[6]

Debido a la "ausencia de apoyo de las autoridades, los miembros de comunidades con altos niveles de criminalidad, pueden tener menor tolerancia a la conducta desviada,  y pueden expresar menos su desaprobación ante delitos." [7] A los ciudadanos puede que no les guste que niños disparen armas y se involucren en tráfico de drogas en su vecindario, sin embargo,  la falta de respeto por la aplicación de la ley los hará reacios a tomar cualquier acción que los relacione con la policía.

“Falta de respeto con la policía resultará en el silencio de los ciudadanos” y los delincuentes tendrán oportunidad, verán su propio comportamiento como aceptable. "El desagrado de las comunidades con las autoridades, desvía la atención y desaprobación de los infractores y afecta el control social informal. Los delincuentes pueden leer el silencio de la comunidad o las expresiones de desaprobación hacia las autoridades y con ello sentirán la aprobación para ellos y sus acciones."[8]

“La percepción que se tenga sobre la policía, desempeña un papel importante en la actitud de cumplimiento voluntario de la comunidad y en el control social informal”. Esto facilita la disuasión de la delincuencia. Estos conceptos deberían guiar el trabajo de la policía y la comunidad contra la delincuencia.

■ Conclusiones…
Mientras que el trabajo de las agencias de policía comunitaria en todo el país es valioso, aún hay recursos y necesidades que deben ser ampliadas. Programas y formación deben ser moldeados y apuntar a diversos grupos. Dirigido sistemáticamente a audiencias cautivas, como academias de policía, escuelas, grupos religiosos y comunitarios, centros correccionales, programas de libertad condicional, pueden ayudar a promover el entendimiento y la tolerancia entre las agencias de policía, comunidades  civiles, y grupos de delincuentes, mejorando la cooperación policial en la comunidad.

El culpar a una persona o grupo no tiene sentido. Estos temas demandan pensamientos frescos y discusión para sentar las bases hacia una nueva perspectiva en la aplicación de la policía comunitaria. Debemos alejarnos de la época en la que los oficiales de policía comunitaria y una minoría entrenada  trabajaban estrechamente, solo con determinados miembros de la comunidad. Más bien, debemos comenzar una era en la que todo el mundo entiende la importancia de “todos trabajando juntos”. Los agentes  de policial y los civiles por igual deben mirar a través de los ojos del otro para comprender mejor sus propias funciones y los obstáculos que enfrenta cada grupo.

[1] Original Title : Perspective. Understanding Each Other: New Perspectives on Traditional Community Policing Ideals. (Accesado 10 noviembre de 2015) https://leb.fbi.gov/2015/november/perspective-understanding-each-other-new-perspectives-on-traditional-community-policing-ideals?utm_campaign=email-Immediate&utm_content=484653 
[2] El Detective Pearl sirve en el Departamento de Policía de Paterson, Nueva Jersey, además es instructor en  la Academia de Policía del condado de Bergen.
[3] "Principios de la Buen Vigilancia," Civitas: Instituto de Estudios de la Sociedad Civil, (accesado el 05 de mayo 2015) http://www.civitas.org.uk/pubs/policeNine.php
[4] Departamento de Justicia de Estados Unidos, la Oficina Federal de Investigación, Información de Justicia Penal División de Servicios, Crimen en Estados Unidos 2013 (Clarksburg, Virginia Occidental, 2013), (consultado el 21 de abril 2015). http://www.fbi.gov/about-us/cjis/ucr/crime-in-the-u.s/2013/crime-in-the-u.s.-2013/tables/table-71/table_71_full_time_law_enforcement_officers_by_region_and_geographic_division_by_rate_2013.xls.  
[5] Tom Tyler, "Mejora de la legitimidad de la Policía," los Anales de la Academia Americana de Ciencias Políticas y Sociales 593, no. 1 (mayo de 2004): 84-99, (consultado el 21 de abril 2015)  http://understandingcriminology.pbworks.com/f/Tyler+-+Enhancing+Police+Legitimacy.pdf.
[6] David Kennedy, disuasión y prevención del delito: Reconsiderar la perspectiva de Sanción (Nueva York, Nueva York: Routledge, 2009).
[7]Robert Sampson y Dawn Jeglum Bartusch, "El cinismo Legal y (Subcultural?) Tolerancia de la Desviación: El Contexto de las diferencias raciales en el Barrio," Ley y Sociedad” Revista 32, no. 4 (1998): 777 hasta 804, (consultado el 21 de octubre 2015) http://www.jstor.org/stable/827739?seq=1#page_scan_tab_contents.
[8] Kennedy, disuasión y prevención del delito, 133.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada