Conocemos de los riesgos y las amenazas actuales y ofrecemos soluciones especificas a nivel nacional. Tenemos capacidad de diagnostico y te ayudamos a terminar la seguridad de tu Plan, seas Persona o Institución.
We know our actual risks and threats and offer specific solutions at national level. We can diagnose and help you finishing your Security Plan, whether if you are a Person or a representative of an institution.

Resultados de la Búsqueda, Dale click al Título para salir de búsqueda

Translate

viernes, 4 de marzo de 2016

Perú: Acabar con los cíclopes electorales por votación

Recurrir a las tragedias griegas fue un arte antiguo. Homero en la Odisea, nos relata la derrota del ciclope Polifemo, un ente, obstinado y poderoso que manejaba su mundo, por  el juicio de su única visión. Kant nos refiere lo que podemos aprender del ciclope, de ese ser con una visión monocular con fronteras limitadas. Entonces comprenderemos, que en esa suerte de tragedia griega de los procesos electorales, somos influenciados por cíclopes, de orígenes diversos que buscan imponernos sus
argumentos. Humildemente consideramos, que la respuesta ya la tiene cada uno de nosotros, de los electores, y estas consideraciones nos permitirán arribar a la mejor solución.

Acabar con los Cíclopes…
De  nada sirven las leyes y normas si no sabemos cuando aplicarlas. La incorrecta o desigual aplicación de leyes y normas nos descubre un ciclope institucional y nos muestra su particular visión.  De igual forma, las estrategias de campaña de un gobierno que se va,  podrían ser similares a estrategias de campaña electoral de un partido y a las estrategias de un asesor de imagen que va cavando sus intereses y conexiones.  A ellos se unen la Prensa, la TV, las redes, las encuestas y los personajes singulares, que siempre traerán una vista parcial de la realidad. “Todos ellos son cíclopes que venden ilusiones, y en realidad quieren nuestra aceptación para poder ordenar las cosas a su favor.”
Debemos considerar que en la Odisea de Homero, el ciclope Polifemo es derrotado a través de las argucias de un plan de equipo y de una mentira. Este aspecto nos demanda escoger un candidato cuyos planes y mentiras, se respalden en su filosofía y su historia, para estar seguros que nos favorecerán a nosotros y no a otros intereses. 

Acudiendo a la filosofía y la historia…
El pasado y experiencia deben servir para un futuro prometedor.
Siguiendo la filosofía política, la presidencia se ocupa de problemas de estado, de su  desarrollo y de las relaciones con otras naciones, todo en un contexto patriótico centrado, sin extremos nacionalistas (que dividen a quienes están con la causa y quienes son enemigos - Karl Smith) ni extremos cosmopolitas (que acuden a políticas liberales que terminan sirviendo otros intereses - Kant).
Nuestra historia se muestra plagada de presidentes militares y civiles.  En Estados Unidos, los perfiles mas idóneos para la presidencia provienen del cargo de vicepresidente, de gobernador o de los generales de las fuerzas armadas. Es clarísimo que el cargo es público (res pública) no privado, y por ello, la preferencia a ciudadanos nacionales, dedicados al sector publico y no negociantes privados. Podemos agregar también, innumerables ejemplos sobre parejas presidenciales de uno y otro tipo. Solo nos limitaremos a recomendar el elegir a una pareja de nacionales donde la lealtad al país, al hogar, a la mujer y a la familia sean los preferentes.

Los Candidatos…
A 40 días de elecciones conocemos la historia de cada candidato. La mirada internacional esta atenta a informaciones sobre la “baja calidad moral de los candidatos”, se habla de candidatos con antecedentes, que buscan repetir,  o de alguno  que buscan cubrir la retirada del actual gobierno, se habla de hojas de vida plagadas de antecedentes e irregularidades y hasta de alguien por ahí que renuncio y no se le acepta la renuncia. Acompañan además la actual idoneidad del Político Nacional, practicas como el transfuguismo,  la traición pública,  y recientemente el alerta previa de renuncia en tal o cual caso.
Debido a que “la idoneidad” no solo es del que la practica, sino también del que la acepta”, lo recomendable y simple es excluir todo lo malo de nuestros votos.
 Nuestro voto cuenta.

Solo así demostraremos al mundo, al país y a las instituciones nuestros singulares patrones de vida y cultura y ningún ciclope podrá imponernos sus argumentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada