Conocemos de los riesgos y las amenazas actuales y ofrecemos soluciones especificas a nivel nacional. Tenemos capacidad de diagnostico y te ayudamos a terminar la seguridad de tu Plan, seas Persona o Institución.
We know our actual risks and threats and offer specific solutions at national level. We can diagnose and help you finishing your Security Plan, whether if you are a Person or a representative of an institution.

Resultados de la Búsqueda, Dale click al Título para salir de búsqueda

Translate

viernes, 23 de septiembre de 2016

#Estados_Unidos: #Charlotte empleo de #arma_policial demanda evidencia firme

Tres noches de violentas protestas, arrestos y una víctima más en Charlotte, Nueva Carolina. Los motivos de la protesta
“nueva víctima policial por disparo de arma,  diversas versiones del hecho, ausencia de prueba firme, y tercera investigación judicial nacional”. Protestas toman la forma de Disturbios civiles contra la propiedad, transportes y negocios, obligando a las autoridades a declarar estado de emergencia, toque de queda, e intervención de la guardia nacional en apoyo de la policía. Las estadísticas muestran una disminución de victimas policiales con respecto al año 2015 (456 víctimas de armas policiales), este 2016 serían un total de 104 y una tendencia similar de policías victimas,  en el 2015 fueron 130 y en lo que va del 2016, 91

El martes 20, un agente de policía del condado de Charlotte-Mecklenburg disparó y mató a Keith Lamont Scott, de 43 años de edad, al salir de su auto, en alrededores de la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte, llegando a tres las víctimas de disparos policiales esta semana, lo que ha dado lugar a violentas protestas el miércoles y jueves siguientes.

Según el parte policial, Keith Lamont Scott portaba un arma al salir del auto. Kerr Putney, jefe de la Policía Metropolitana de Charlotte (CMPD), dio a conocer que “Scott actuó de tal manera que la policía lo consideró una amenaza mortal”, en momentos que la policía se acercaba a Scott, este habría regresado a su vehículo por el arma y no habría obedecido la orden de dejarla, por lo cual un agente le disparó. Tanto Scott como el agente de policía que le disparó, Brentley Vinson, son de raza negra.

Las versiones de la familia y testigos contradicen la versión policial. A pesar que Brentley Vinson, el agente de policía que disparo a Scott, no llevaba portaba una  cámara de video, existirían grabaciones de otros tres agentes y de un vehículo de patrulla de la policía.

Kerr Putney, jefe de la Policía Metropolitana de Charlotte (CMPD), declaró que a pesar que las leyes en Charlotte restringen entregar los videos policiales a la prensa, existe absoluta evidencia de que Scott portaba un arma y la Policía tiene la intención de mostrar los videos  a la familia de Scott.

El martes por la noche, las protestas llenaron las calles, bloqueando la via interestatal  I-85, dañando propiedad pública y privada, resultando heridos 16 agentes de policía y más de 40 arrestados. Una persona resulto herida por arma de fuego. La policía declaró que ellos no eran responsables de este herido, que solo emplearon granadas de gas y anti motines. Periodistas de diversas agencias se vieron afectados directamente por individuos que los atacaron durante los disturbios.

Alrededor de la medianoche, el gobernador McCrory declaró el estado de emergencia en Carolina del Norte, interviniendo la guardia nacional para evitar mayores daños a personas y propiedades. Loretta Lynch, fiscal general que ya investiga los casos anteriores, anunció la ampliación de la investigación en el caso de Charlotte. Activistas y medios de prensa declaran que en el estado existe autorización para portar armas y demandan que la CPMD proporcione los videos tomados del hecho, pues constituyen evidencia importante y concluyente sobre la intervención.

El miércoles a pesar del estado de emergencia,  las protestas violentas continuaron tomando la forma de disturbios civiles contra la propiedad pública y privada. La Policía de Charlotte mostró los videos a la familia y dio a conocer que tiene en su poder el arma de Keith Lamont Scott,  la persona que era intervenida y fue abatida. La familia pidió que se muestren los videos al publico, que no constituían evidencia firme.


El jueves nuevamente grupos de individuos salieron a las calles demandando las grabaciones de los hechos. Esta vez el estado de emergencia, la orden de toque de queda después de la medianoche, la presencia de la policía antimotines  y de la guardia nacional  en diversos puntos e instalaciones del gobierno local evitó daños a la propiedad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada