Conocemos de los riesgos y las amenazas actuales y ofrecemos soluciones especificas a nivel nacional. Tenemos capacidad de diagnostico y te ayudamos a terminar la seguridad de tu Plan, seas Persona o Institución.
We know our actual risks and threats and offer specific solutions at national level. We can diagnose and help you finishing your Security Plan, whether if you are a Person or a representative of an institution.

Resultados de la Búsqueda, Dale click al Título para salir de búsqueda

Translate

martes, 21 de febrero de 2017

La Credibilidad como parte del Liderazgo destacado

Un interesante artículo presentado por David Blanchard, Oficial de Policía del Condado de Alameda, en California, recientemente publicado en el Boletín del FBI, refiere el tema de la “Credibilidad en el Liderazgo” que muchas autoridades y políticos del mundo, de Latinoamérica y en especial del Perú deberían leer y observar. Los invito a leerlo.

Publicado por el Boletín del FBI el 13 de febrero del 2017
Por David Blanchard[1], 2/13/2017
¿Cómo medimos la credibilidad?
 ¿Cómo la adquirimos?
¿Qué significado tiene ser  un líder o mentor?
Las respuestas a las preguntas nos ayudan a entender la dinámica de la credibilidad como parte del liderazgo. Entenderlo facilita nuestro camino a la “calidad en toda carrera profesional”.

La raíz lingüística..
La palabra creíble se originó en latín de credere, cuyo significado es "creer"[2]. “Para que logres la confianza de alguien “–esa persona “primero debe de creerte”, y tu “debes ser  creíble”-
Debemos poseer una combinación de cualidades que lleven a otros a tenernos confianza y respeto por nuestra filosofía en el pensar y comunicarnos, en nuestra  acciones y en nuestras decisiones.
Podemos definir y describir la credibilidad de múltiples maneras. Sin embargo, tratándose de Liderazgo, para alcanzarlo, primero debemos comprender el “por qué creemos en  alguien”.

Nos calibramos el uno al otro
Considerar a una persona creíble (de confiar) depende de nosotros mismos,  “de nuestro ojo de espectador”. Por lo general, es “como nosotros como individuos”, percibimos  y determinamos  las cualidades y rasgos que otros emanan. Este "regla de medición" es a veces incoherente, debido a  que nuestras percepciones individuales y sociológicas de cualquier otra persona, se originan en nuestra propia  filosofía interna, nuestra actitud moral o nuestros prejuicios.
La forma en que determinamos la “credibilidad” de otros, también puede variar, según el ambiente en el que vivimos,  según nuestras propias experiencias personales y por influencia de  las experiencias de otros. Subconscientemente, todos evaluamos permanentemente  la credibilidad de manera mutua; Esto es real específicamente entre nosotros y los líderes y autoridades que conocemos a diario. Este “sistema de chequeo mutuo” nos ayuda a medir la credibilidad en las personas, a seguirlas, o a rechazarlas, dejándolas de lado. Este sistema valida nuestras lealtades a Lideres y a otros compañeros, acorde a nuestras creencias.

Alcanzando la credibilidad 
Ganamos credibilidad a través de acciones reales respaldadas por conceptos. La gente establece la credibilidad en una persona  con el tiempo, y se mantendrá la credibilidad, conforme se vaya reforzando con acciones reales, acordes a las creencias y valores. Mantener una  base ética y moral, siendo responsables y diligentes ante toda situación, mastranto carácter y valores, permite a cualquiera construir credibilidad en su persona.
También se debe demostrar especialización. Cuando los rasgos de carácter y valores se refuerzan con conocimiento profesional, se gana seguidores y se consigue apoyo. Cuanto más una persona muestre conocimientos utilizados en sus aplicaciones prácticas, más credibilidad alcanzará de las personas que observan sus acciones y decisiones.
Construir  credibilidad demanda permanecer abierto a toda comunicación, honestidad y capacidad de expresar pensamientos con claridad. La comunicación hacia arriba y hacia abajo permite que otros experimenten, midan y comprendan la misión y mensaje de los líderes y autoridades yque estos otros  les otorguen credibilidad. Esto también permite enfatizar en lo que más importa, para que luego de establecida la credibilidad, los lideres y autoridades tomen decisiones basadas en esta credibilidad.

Reconociendo la Importancia
Todos sabemos que la credibilidad es vital para el éxito individual, como para el éxito en equipo, e institucional. Para todo líder la credibilidad inspira a otros a seguirlo, a trabajar o apoyar una causa mayor y a comprender a profundidad  las expectativas por alcanzar.
Un liderazgo creíble (de confianza) es el  componente esencial en el manejo de cualquier operación u organización; Sin un liderazgo creible (sin confianza) , la dirección será difícil y cuestionada. Ganar y mantenerla  la credibilidad es una meta diaria, que se logra a través de acciones, palabras y comportamientos. Todo líder en especial  las autoridades, deben evaluar continuamente sus mensajes, decisiones y acciones, y esforzarse por aumentar su propia credibilidad y la de sus colegas.

El fracaso como efecto de la pérdida de credibilidad
Hoy probablemente la mayoría de nosotros ha participado en conversaciones, donde empleados, o personas en general han denunciado o hicieron críticas de supervisores, gerentes, autoridades o líderes, y en los que se consideró a estos individuos como un fracaso. Por esta razón, todos nosotros debemos autoevaluarnos y asegurarnos que no compartamos rasgos similares y que alguna conversación se refiera a nosotros. Estas discusiones surgen debido a que las personas criticadas han mostrado falla de carácter, falta de comprensión, una mala decisión, otros rasgos indeseables y no ha permitido una conversación abierta con ellos.

Los sentimientos de desconfianza y desprecio, en última instancia, conducen a la pérdida de credibilidad. Ningún líderes debe exponerse a fallar, sus esfuerzos deben estar orientados a aumentar la credibilidad, para obtener, establecer y mantener este importante componente de liderazgo. La forma de alcanzarla la credibilidad es identificando problemas,  escuchando conversaciones, comunicando  mensajes, manteniendo los esfuerzos permanentemente entre la dinámica cambiante de nuestros objetivos y el camino para alcanzarlos.

Adaptarse y superarse
Si fallamos, debemos apartarnos de la "rutina diaria" y darnos  una mirada a nosotros y a nuestro ambiente “desde afuera”, desde un posición y enfoque externo. Así podremos aislar nuestras emociones y percepciones y tener una visión de lo que se requiere y como dirigirnos a ello. El fracaso en la credibilidad es duro y analizarnos permanentemente, nos brinda la oportunidad de cambiar la forma de comunicarnos, mejorar nuestra entrega y restablecer otros rasgos y conceptos que nos permitan mejor liderazgo.

Una conclusión Final
La credibilidad se forma “en el ojo del espectador. Todo líder debe ganar paso a paso cada aspecto que le permita alcanzar la credibilidad necesaria y mantenerla. La situación es difícil,  depende de la situación y el ambiente en el que se vive y trabaja día a día. Una auto evaluación Honesta, comunicación abierta, y creer en nosotros mismos y en los que nos rodean, es lo único que  puede conducir a la credibilidad.



[1] Proyecto de Liderazgo presentado por el Capitán de la Oficina del Sheriff del Condado de Alameda, en California. Puede ser contactado en dblanchard@acgov.org
[2]Merriam - Webster, s.v. "Creible", accedido el 6 de enero de 2017, https://www.merriam-webster.com/dictionary/credible.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario