Conocemos de los riesgos y las amenazas actuales y ofrecemos soluciones especificas a nivel nacional. Tenemos capacidad de diagnostico y te ayudamos a terminar la seguridad de tu Plan, seas Persona o Institución.
We know our actual risks and threats and offer specific solutions at national level. We can diagnose and help you finishing your Security Plan, whether if you are a Person or a representative of an institution.

Resultados de la Búsqueda, Dale click al Título para salir de búsqueda

Translate

viernes, 1 de mayo de 2015

Estados Unidos: Departamento de Justicia retorna 4 mil millones de dólares a víctimas de delitos a través del Programa de confiscación de bienes

Comentario Jorge Contreras[1]
Mientras en algunos países de Latinoamérica, la corrupción se hace de la “vista gorda” ante costosos bienes adquiridos, llegando el escándalo a "casos singulares", en los que algunos bienes ya decomisados a delincuentes “vuelven a sus manos”, y las correspondientes investigaciones se diluyen en el tiempo, el Programa de Confiscación de Bienes de los Estados Unidos muestra que los órganos de Justicia pueden y deben obtener otros resultados más favorables, claro está, cuando existen objetivos en ese sentido. Por lo pronto, en esta nota, los invitamos a leer sus impresionantes y favorables resultados.   

Publicación de la Oficina de Relaciones Públicas
Miércoles, 22 de abril 2015
■ El Departamento de Justicia devolvió más de $ 4 mil millones para las víctimas de delitos a través del Programa de Confiscación de Bienes Entre 2002 y 2015
Resaltando las celebraciones de los “Derechos de las Víctimas de Delitos Nacionales” en abril, Eric Holder, el Fiscal General  y Leslie R. Caldwell, Fiscal General Adjunto de la
División Criminal del Departamento de Justicia de estados Unidos, dieron a conocer que el Programa de Confiscación de Bienes del Departamento de Justicia ha devuelto a las víctimas de delitos, más de $ 4 mil millones en fondos civil y penales decomisados ​​a la delincuencia entre el año fiscal 2002, incluyendo 723 millones de dólares pagados a más de 150.000 víctimas de la delincuencia en los últimos tres años. Los fondos se distribuyen a través del programa de compensación de víctimas administrado por la Sección de Confiscación de Bienes y Lavado de Dinero de la División Criminal[2].

■ Erick Holder, fiscal general declaró que el "Programa de compensación de víctimas del Departamento de Justicia es parte integral del programa de confiscación de bienes y se esfuerza en quitar los beneficios a la delincuencia, para restaurarlos a sus legítimos dueños, y así proporcionar una justicia real y significativa a las víctimas de delitos",  "La magnitud y alcance de las devoluciones entregadas a las víctimas en el marco de este programa, ha sido especialmente impresionante en los últimos años. Y en el futuro, a medida que continua la revisión y mejora de estas prácticas de confiscación de activos, aumenta el compromiso de tomar todas las medidas apropiadas para utilizar esta herramienta de manera justa, eficaz, y con el mayor beneficio posible para el pueblo estadounidense".

■ Leslie R. Caldwell, secretaria de Justicia Auxiliar agregó que el "retorno de los fondos decomisados ​​a las víctimas de delitos es una prioridad de las acciones de decomiso civil y penal en el marco del Programa de Confiscación de Activos". Agregó que "Un éxito como este, no sería posible, sin los esfuerzos y participación de los fiscales de la División Criminal y Fiscalías Federales de todo el país, así como de los muchos agentes encargados de hacer cumplir las leyes federales, estatales y locales quienes asignan tiempo y recursos para estas investigaciones. Sin lugar a dudas: la confiscación no sólo toma el dinero de los delincuentes, sino que constituye la herramienta más poderosa de consideración con las víctimas".

Los aliados en este Programa como son las Fiscalías Federales, las agencias federales de policía,  las agencias de control federales, las unidades receptores designados por los tribunales, los administradores de reclamaciones privadas y los abogados de demandas colectivas privadas que buscan recuperar los bienes y recursos para las víctimas de delitos.

Entre los casos notables recientes, en los que se compensa a las víctimas por sus pérdidas con los bienes decomisados están los siguientes:

■  $ 62.2 millones de dólares para las víctimas del fraude MoneyGram
Caso Estados Unidos versus MoneyGram International Inc. (Distrito Medio de Pennsylvania)
El 9 de noviembre del 2012, MoneyGram International Inc., una empresa global que presta servicios de dinero, entró en un acuerdo de enjuiciamiento diferido (DPA) con el Departamento de Justicia. Al hacerlo, MoneyGram admitió que agentes corruptos de MoneyGram en todo el país participaronn en varios esquemas de “fraude al consumidor”, incluyendo los esquemas de los "abuelos" en los que una persona que llama se hace pasar por el nieto que solicita dinero de la víctima, y en ​​los esquemas de "cuota por adelantado" que requieren el pago de tasas para recibir supuestos premios de lotería. Estos esquemas afectaron a víctimas con sumas de más de 100 millones de dólares que fueron enviados desde MoneyGram a los delincuentes, y esta cantidad no pasa por los controles administrativos del Servicio de Inspección Postal de Estados Unidos. Más de 22.000 víctimas que fueron atraídas de manera fraudulenta y enviaron dinero a través de los agentes corruptos, recibieron en devolución un total de $ 62,200,000 dólares, habiendo sido completamente compensados de sus pérdidas.

■  $ 25.5 millones para las víctimas de Scott W. Rothstein
Caso Estados Unidos versus Scott W. Rothstein (Distrito Sur de Florida)
Desde el 2005 hasta el 2009, el abogado Scott W. Rothstein operó un esquema “Ponzi[3] masivo a través de su ya desaparecida firma de abogados en Fort Lauderdale. Más de 400 víctimas invirtieron más de $ 1 mil millones en contratos civiles confidenciales con la promesa de recibir de  Rothstein sustanciales pagos a futuro. En realidad, no había una solución, todo era parte de una estafa elaborada en la que Rothstein  retenía los fondos o los utilizaba para pagar inversionistas previos. Los fiscales confiscaron más de $ 28 millones en cuentas bancarias, bienes inmuebles, vehículos, joyas y cuentas de inversión como producto del fraude. A través de una combinación de procedimientos de confiscación y esfuerzos legales, las víctimas calificadas han recibido de vuelta  más de $ 500 millones hasta la fecha.

■  $ 14.6 millones para las víctimas de Allen Hilly
Caso Estados Unidos versus $ 7,599,358.09 (Distrito de Nueva Jersey)
En el 2007, Allen Hilly fue acusado por cargos de haber obtenido fraudulentamente más de $ 18 millones en impuestos federales y retenciones de compensación de trabajadores. Hilly falleció antes de que su caso entrara a juicio, sin embargo, los fiscales iniciaron procedimientos de decomiso civil persiguiendo las ganancias del fraude. Como resultado del éxito de las confiscaciones, en el año 2014, más de 14.6 millones dólares fueron devueltos a nueve víctimas, incluyendo el Servicio de Rentas Internas y el Departamento de Seguros de Illinois, quien pagó los reclamos a los empleados afectados, que de otro modo,  no habrían recibido pago alguno por parte del fraude de Hilly.

■  $ 11.7 millones para los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid
Caso Estados Unidos versus helicóptero y Estados Unidos v. Una parcela (Distrito Sur de Florida)
Los hermanos Luis, Carlos y José Benítez fueron acusados ​​en mayo del 2008 para su presunta participación en un esquema de fraude de 110.000.000 dólares contra “Medicare” a través de la utilización de 11 clínicas del sur de Florida que les pertenecían y operaban. De acuerdo con los documentos presentados en la corte, los hermanos Benítez presentaron reclamaciones falsas e involucraron a  otras personas beneficiarios de Medicare para que fraudulentamente denunciaran haber sido infectados con el VIH en las clínicas, a fin de obtener beneficios de Medicare por más de $ 84 millones. Después de ser acusados de fraude de atención médica y lavado de dinero, los hermanos huyeron a Cuba donde permanecen prófugos. El departamento presentó tres acciones de decomiso civil que, hasta la fecha, han dado lugar a la recuperación de las propiedades, incluyendo un helicóptero, hotel, un parque acuático, 30 vehículos, una agencia de alquiler de coches, casas, condominios y apartamentos. Hasta el momento, $ 11.700.000 se encuentran disponibles para ser devueltos a Medicare por concepto de indemnización por las pérdidas del fraude.

■  $ 10 millones a las víctimas de Traders International Return Red Fraude
Caso Estados Unidos versus David Merrick (Distrito Medio de la Florida)
Entre el año 2008 y el 2009, David Merrick operaba una empresa con sede en Panamá llamada Red de Retorno de Comerciantes Internacional[4], que afirmaban ser un club de inversión privada legítima con oficinas en Dubai, Kuala Lumpur, Malasia y Suiza. Documentos de la corte detallan como Merrick creó sociedades ficticias, difundió falsos informes de dividendos mensuales, y reclutó a inversores a través de una página web y personas. Más de 770 víctimas sufrieron pérdidas del valor de $ 12 millones como consecuencia del esquema delictivo de Merrick. Aproximadamente $ 10 millones en fondos confiscados han sido devueltos hasta la fecha a las víctimas.

■  $ 9.2 millones para la Ciudad de Dixon, Illinois
Caso Estados Unidos versus Rita A. Crundwell (Distrito Norte de Illinois).; Estados Unidos versus  “Tenga fe en el Dinero[5]” y otros. (Distrito Norte de Illinois)
Por más de 20 años, Rita Crundwell utilizó su posición como contralor de la Ciudad de Dixon, Illinois, para malversar más de $ 53 millones de la ciudad. Una investigación reveló que Crundwell utilizó los fondos sustraídos para pagar por numerosos gastos personales y de negocios, incluido el establecimiento de una gran hacienda para caballos y operaciones artísticas. Crundwell fue declarado culpable de fraude electrónico y perderá más de 500 activos, incluyendo más de 300 caballos y artículos asociados al arte. El Servicio de Alguaciles de Estados Unidos asumió la responsabilidad del cuidado de los caballos decomisados ​​en 13 estados, que incluía la supervisión de los nacimientos de más de 80 potros. En última instancia, la liquidación de los bienes decomisados ​​generó la suma de $ 9,2 millones que se ha devuelto en pag a la Ciudad de Dixon.

■  $ 8.8 millones para las víctimas del fraude de Zaveri Petróleo y Gas
Caso Estados Unidos versus Ashvin Zaveri (Distrito Oeste de Nueva York)
Ashvin Zaveri fue acusado de orquestar un esquema Ponzi[6] que atrajo a inversionistas en exploraciones de petróleo y gas natural simuladas, en Tennessee y Kentucky. Debido a su muerte prematura, se desestimó la causa penal contra Zaveri. Sin embargo, la Oficina del Fiscal Federal inició una acción civil y decomisó el eguro de vida de Zaveri. Aproximadamente 8.800.000 dólares obtenidos a través de confiscación civil fueron devueltos a más de 100 víctimas afectadas por la estafa.

■  $ 4.5 millones a las víctimas del fraude Xybernaut
Estados Unidos versus  Zev Saltsman (Distrito Este de Nueva York)
La Corporación Xybernaut, con sede en el norte de Virginia, era proveedora de piezas móviles de hardware para computadores, software y servicios. En octubre del año 2007, los fundadores de Xybernaut fueron acusados ​​de fraude de valores y lavado de dinero en relación con un esquema de sobornos. Cientos de millones de acciones de Xybernaut se emitieron por debajo de sus precios de mercado a varios compradores a cambio de sobornos pagados a los fundadores. Aproximadamente $ 4.5 millones en bienes decomisados ​​de varios acusados ​​han sido distribuidos a más de 12.000 víctimas.

■ $ 4.5 millones al Proveedor Dakota del Sur Cuidado de la Salud
Estados Unidos versus Gerald Lloyd Larson (Distrito de Dakota del Sur)
Gerald Larson fue condenado por malversación de fondos por su empleador, un proveedor de servicios de salud de Dakota del Sur. Durante el desarrollo de este esquema, se malversó casi $ 5 millones. Poco después de su condena en enero de 2015, el Fiscal Federal del Distrito de Dakota del Sur solicitó una transferencia de aproximadamente $ 4.5 millones en bienes decomisados ​​al secretario del tribunal con la finalidad de indemnizar a la víctima.

■ Artículo de antiguedad invalorable regresa a Harvard
Caso Estados Unidos versus  incensario de jade de la dinastía Qing (Distrito de Massachusetts)
En 1979, un recipiente de incienso de jadeque data del siglo 18 de la Dinastía Qing fue hurtado de los Museos de arte de Harvard. En el año 2009, el recipiente apareció en una casa de subastas de Hong Kong, en circunstancias en que se desarrolló una búsqueda en la base de datos de Registro de Arte Perdido y se descubrió que el incensario de jade ofrecido en venta era igual al incensario robado en Harvard. La Oficina de Registro de Arte Perdido notificó  los funcionarios de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas sobre la reaparición del incensario. A partir de entonces, la Oficina del Fiscal Federal inició una acción de confiscación civil y obtuvo una orden civil para apoderarse del  artículo. Después de los exitosos procesos civiles, los Estados Unidos devolvieron el artículo robado a los Museos de arte de Harvard en enero de 2014, más de 30 años después de ocurrido el robo original.



[1] Jorge A. Contreras Ríos, DNI 09582230, ICAC Nº 897, administrador, licenciado en ciencias militares, abogado, magíster en ciencias militares, magíster en derecho penal, estudios de doctorado en derecho penal.
[2] Programa de Confiscación de Bienes del Departamento de Justicia, en ingles Criminal Division’s Asset Forfeiture and Money Laundering Section siglas (AFMLS).
[3] En el libro electrónico “Ponzimonium”, la Comisión de Comercio de Estados Unidos (Commodity Futures Trading Commission (CFTC)) resalta que es muy sencillo sentirse frustrado por el gobierno y por la gente que trabaja en el sector público. Que a pesar de la existencia de una gran cantidad de servidores públicos honestos, en los últimos tiempos “algunos esquemas financieros salidos a la luz” son contrarios a la legalidad y a la justicia y le hacen daño al Estado, a la sociedad y a sus servidores.
[4] Red de Retorno de Comerciantes Internacionales, en ingles Traders International Return Network Fraud (TIRN)
[5] Tenga fe en el Dinero y otros, en ingles  Have Faith in Money, et al.
[6] En el libro electrónico “Ponzimonium”, la Comisión de Comercio de Estados Unidos (Commodity Futures Trading Commission (CFTC)) resalta que es muy sencillo sentirse frustrado por el gobierno y por la gente que trabaja en el sector público. Que a pesar de la existencia de una gran cantidad de servidores públicos honestos, en los últimos tiempos “algunos esquemas financieros salidos a la luz” son contrarios a la legalidad y a la justicia y le hacen daño al Estado, a la sociedad y a sus servidores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada